Un nuevo estudio internacional de 582 médicos pediatras publicado hoy ha hallado que casi todos han recetado o recomendado un medicamento complementario y alternativo (CAM) para un niño durante el año pasado. El 99% de los médicos que participaron en el estudio habían recomendado un medicamento natural y 76%, un medicamento homeopático. El Profesor André-Michael Beer, a cargo del estudio, jefe de médicos del Departamento de Medicina Natural del Blankenstein Hospital, comenta: “La evidencia sugiere un aumento del uso de prescripciones de medicamentos naturales a los niños, pero este estudio nos muestra, por primera vez, la aceptación casi universal de la medicina complementaria y los factores que influyen en la toma de decisiones de los médicos”.

Los efectos secundarios, en comparación con los medicamentos convencionales, fueron un factor clave en la toma de decisiones de los médicos: 70% asociaron las preparaciones homeopáticas con un menor riesgo de efectos secundarios y 60% para los medicamentos naturales. La Dra. María Pilar Riveros-Huckstadt, Pediatra en el Centro de Salud La Cala in Mijas Costa, España, agrega: “En Pediatría, es bueno para los médicos tener otras opciones para recomendar tales como homeopatía y remedios naturales para dolores leves como los causados por los cólicos infantiles o la dentición que evitan los posibles efectos secundarios de los tratamientos convencionales. Estos remedios naturales son eficaces y pueden afectar positivamente la calidad de vida de los niños y sus familias.

Leer más en El Economista

X