Dice el punto 2 del el Artículo  9 del Borrador del Código de Deontología médica 2018: el médico que en el ejercicio de su profesión no es transparente con la industria y otras instituciones u organizaciones, incumple el Código de Deontología y vulnera los principios del profesionalismo.

  Como médico sujeto a ese código me pregunto: ¿Qué significa que tenemos que ser transparentes con la industria?  ¿Qué  tengo yo que contar a la industria sobre mi actividad como médico? ¿Con qué otras instituciones u organizaciones tenemos que ser transparentes?

 Y buscando una respuesta lógica me contesté: “Tal vez sea que informe a la industria farmacéutica de los resultados, tanto positivos como negativos,  que  observo cuando prescribo los tratamientos que me proponen.   Es la única manera de poder  mantener lo útil y eliminar lo inútil o dañino.

 Y me reafirmé en  esa respuesta al recordar que cuando un laboratorio propone un  determinado tratamiento para una determinada enfermedad no tiene  pruebas suficientes para considerarlo eficaz y seguro. Que sólo cuando empieza a usarse en humanos se comienzan a ver tanto lo bueno como lo malo de lo que se nos presenta como  opción terapéutica  

   Decidí releer el punto 2 del artículo 9 del borrador para asegurarme de si lo había entendido o no y al hacerlo me volvieron las dudas. La frase completa es: el médico que en el ejercicio de su profesión utiliza pseudociencias o no es transparente con la industria y otras instituciones u organizaciones, incumple el Código de Deontología y vulnera los principios del profesionalismo.

 Y me pregunto ahora: ¿Por qué se equipara el uso de las llamadas  pseudociencias con la falta de transparencia con la industria y otras instituciones u organizaciones? ¿Qué tiene que ver con la industria el tipo de terapia que use yo en el ejercicio de mi profesión?

   Solo viene a mi mente una respuesta lógica: la única industria que puede relacionarse con la medicina es la farmacéutica y por tanto debe ser a esta a la que, parece ser, que los médicos tenemos que rendir cuentas.   Tenemos que confesar a la industria que somos culpables de usar seudociencias, que según el observatorio contra seudociencias de la OMC, incluye todas aquellas terapias que no usan fármacos de origen químico.  

  Por muchas vueltas que le doy no veo otra relación entre la industria y las seudociencias que la mera  competencia.

 Y sigo en mi reflexión:  solo puede ser un problema de competencia si las terapias seudocientíficas demuestran mayor eficacia o al menos igual eficacia pero con menos efectos secundarios que la farmacoquímica, porque los médicos,  en nuestro afán de curar,  vamos a  prescribir lo que consideremos más beneficioso para el paciente

  Ahora entiendo bien la intención de este punto. No es asegurarse de que el médico cumple con un código de conducta especifico de su profesión, es eliminar el miedo de la industria farmacéutica a la competencia

  El punto 2 del artículo 9 del borrador del CD 2018 dice en su totalidad: El médico como profesional cívico  además de ejemplar, y por ello mismo, debe ser transparente. Por eso, el médico que en el ejercicio de su profesión utiliza pseudociencias o no es transparente con la industria y otras instituciones u organizaciones, incumple el Código de Deontología y vulnera los principios del profesionalismo.   

  Aún sigo sin entender completamente este punto porque no aclara cuales son las otras instituciones u organizaciones con las que el médico tiene que ser transparente.

  Señores  miembros de la Comisión de Deontología de la Organización Médica Colegial  o quienes hayan redactado este artículo, necesitan ustedes saber  que el médico como profesional cívico debe ser ejemplar y transparente con sus compañeros y sobre todo con la sociedad a la que, en beneficio de la salud, decidió voluntariamente dedicar su vida.

  Si para conseguirlo tiene que utilizar medios diferentes a los que interesan a la industria, o a las organizaciones o instituciones que sean,  es su deber deontológico recurrir a ellos.  

Isabel Romero de la Osa Palacios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X